Cross-of-MataraLa Cruz de Matará es una de las más antiguas de Argentina: data del 1594 y fue realizada en madera por un indio de la tribu de los mataráes, en la actual provincia de Santiago del Estero en Argentina.

Esta Cruz es un signo elocuente de la evangelización de la cultura – que es el fin específico de nuestro Instituto – y del grandioso trabajo apostólico llevado a cabo por la Iglesia en estas tierras.

Recuerda de un modo especial la relación entre dos ejemplares misioneros españoles y los indígenas mataráes: Padre Alonso de Barzana, jesuita, quien pasó por Matará, misionó toda la región y es conocido como el apóstol del Perú; y el gran San Francisco Solano, que vivió más de seis años en el territorio argentino, del 1590 al 1597.
Sobre la Cruz de Matará se encuentran esculpidos el Señor y la Virgen Santísima, que constituyen el centro de la espiritualidad de las Servidoras. El Señor se encuentra crucificado y es esta sabiduría – la sabiduría de la Cruz – lo que queremos que nos caracterice. (Cfr. 1 Cor 2,2)

Colored-Cross-Matara  Transparent

 

Dibujos

La obra creadora de Dios, indicada por el sol y la luna.La Cruz de Matará fue esculpida con un fin catequético. De hecho en ella se encuentran reunidos los misterios centrales de nuestra fe:

  1. Cristo, Verdadero Dios y Verdadero Hombre: aquí se encuentra Cristo Crucificado; y en el extremo superior se ven dos letras griegas, Alfa y Omega: Jesucristo es el principio y el fin (Cfr. Apoc. 22,12-13).
  2. La Virgen María Corredentora.
  3. Los misterios de la vida de Cristo:
  • La Encarnación y el Nacimiento: el cometa – simbolizando la estrella de Belén.
  • La Pasión Redentora: el gallo, que recuerda la triple negación de Pedro; el indio en oración; el fuego, representando el Purgatorio; los instrumentos de la Pasión: los látigos de la flagelación; la corona de espinas, el martillo y los clavos; la escalera usada para hacer descender el cuerpo de Jesús de la Cruz; la lanza que traspasó el pecho de Nuestro Señor; los dados con los cuales su túnica fue sorteada por los soldados.
  • La Eucaristía: las espigas, la hostia y el Cáliz.
  • La Iglesia con sus tres aspectos: militante, purgante y triunfante; el Señor, Cabeza invisible de la Iglesia; la Virgen Santísima, cuello que une la cabeza al cuerpo: San Pedro, el primer Papa, simbolizado en el gallo, cabeza visible de la Iglesia y Vicario de Cristo; los fieles laicos representados en el indio que implora poder salir del Purgatorio, representado en las lenguas de fuego.