DDe manera especial, queremos dedicarnos a la predicación de la Palabra de Dios más tajante que espada de dos filos (Heb 4,12) en todas sus formas. En la realización de misiones populares, ejercicios espirituales, educación y formación cristiana de niños y jóvenes, según el método de los Oratorios, obras de caridad con los más necesitados (niños abandonados, minusválidos, enfermos, ancianos) mediante la fundación y trabajo en ‘Hogarcitos’. En el estudio y en la enseñanza de la Sagrada Escritura, la Teología, los Santos Padres, la Liturgia, la Catequesis, el Ecumenismo, el diálogo interreligioso, etc.
También en la búsqueda y formación de idóneos ministros de la Palabra, en la publicación de revistas, tratados, libros, etc. Por el verbo oral y escrito queremos prolongar el Verbo.